Bautista y Baco ( Elton John 1 de Doña Carolina)

Tenemos como objetivo criar los mejores perros respetando las características de la raza tantas estéticas, físicas y de temperamento; siempre tratando de que nuestros ejemplares gocen de la mejor salud que como criadero podemos brindarles.
El resultado que cada criador desea en sus cachorros es reconocerlos entre muchos con solo una mirada. Y eso es lo que nos propusimos desde un primer momento, y esperamos poder seguir lográndolo.
Desde que nos decidimos a iniciar este criadero, tuvimos en cuenta crear una línea de sangre propia a partir de ejemplares que comparten su vida con nosotros. Con esa idea inicial fuimos aprendiendo a conseguirlo, después de algunos cursos de crianza y genética. Aprendimos a leer pedigrees y a programar camadas, ha partir tanto de éstos como de conocer y compartir diariamente con nuestros padrillos y madres. Siempre tratando de lograr cachorros puros sin ningún tipo de enfermedades.
Tenemos pocos perros para poder darles toda la atención que se merecen. Son parte de la familia: viven junto a nosotros en la misma casa, y duermen en su sector personal, no en caniles encerrados. Así, desde cachorros se acostumbran a la familia y a la presencia de gente. Esa interacción sumado a las características de la raza, dan como resultado la particularidad que más nos importa: el carácter, que nos lleva al excelente temp

Felipe jugando con la camada 3. ( Hanna x Enzo)

eramento de nuestros ejemplares.
Desde pequeños pueden acostumbrarse con mucha facilidad a horarios y lugar para comida y sueño. Los Rhodesian en general, (y en nuestra experiencia personal con los nuestros) son muy abiertos y dispuestos a aprender lo que les enseñemos.
Como criadero responsable, hacemos los controles de salud recomendados para llevar adelante la cría , tales como el control de displasia de cadera, codo y el de Dermoid Sinus, y por supuesto el cronograma de vacunas de al día. Nuestra veterinaria particular, nos ayuda y asiste en todas sus cuestiones médicas, como así los partos de nuestras hembras.
Todos nuestros perros poseen un pedigree trabajado por sus criadores, y pretendemos continuar esa idea, agregándole un toque personal, a partir de nuestras preferencias.

Felipe jugando con la camada 3. ( Hanna x Enzo)

¿Qué es un pedigree?

Es el árbol genealógico de cada uno. Todo ejemplar de raza pura tiene uno ya sea vacuno, equino, etc. Este es el certificado de que el animal fue criado bajo todos los estándares que pide la raza tratando de minimizar los defectos de los cachorros.
El pedigree tiene la información de todos los ancestros del animal.
Usualmente este registro lo lleva alguna institución oficial reconocida internacionalmente. Al tener certificación oficial de su validez, se puede afirmar que el pedigree es auténtico. En Argentina el registro de pedigrees de perros de raza lo lleva la Federación Cinológica Argentina, entidad afiliada a la Federación Cinológica Internacional (FCI). La FCI es la institución más importante a nivel mundial para la regulación y promoción de la cría de perros de raza, su sede se encuentra en Bélgica y agrupa 80 países de los cinco continentes.
El pedigree tiene una importante función en la vida de un perro. Además de certificar su ascendencia, certificación que nuestro cachorro es de raza pura, desde sus antepasados y que no tiene ninguna cruza con perros de otra raza o bien “callejeros” durante toda su ascendencia. Todos sus antepasados fueron cruzados con perros de raza pura, por lo tanto además de un excelente cachorro estamos obteniendo calidad. También indica que tanto el cachorro como todos sus antepasados fueron chequeados y están libres de algún tipo de enfermedad hereditaria, además de poseer un numero identificatorio mundial que lo certifica.
Del mismo modo aporta los datos del criador, de que criadero proviene su perro, como es su línea de sangre además de su número de origen (es como el documento perruno).
Otra particularidad de nuestro criadero, es que entregamos todos nuestros cachorros con su número de origen tatuado en su oreja. No es una obligación desde la federación pero nosotros por una cuestión de ética decidimos tatuar a todos nuestros ejemplares. No entregamos cachorros sin tatuar y menos aun sin sus papeles. Todos nuestros cachorros están inscriptos en la FCA.

Pedigree Ivette Sangalo 1 de Doña Carolina

¿Y si elegimos el que no tiene papeles?

Esta tal vez sea una pregunta muy común a la hora de elegir un cachorro. Con un perro con pedigree podemos conocer su origen y de donde viene. Su criadero trató de darle mejores condiciones de crianza y salud, eligió los mejores ejemplares para que sea concebido, respetando las reglas de la raza y su estándar.
Tenemos que tener en cuenta que no estamos eligiendo solo un perro. Estamos sumando un integrante a la familia que va a estar con nosotros más de 12 años y queremos que sea sano, para poder disfrutarlo y él a nosotros.

Hay que tener en cuenta también que un buen criador y el pedigree sirven como garantía de que el cachorro se va a parecer a sus padres cuando crezca y de que no va a ser propenso a enfermedades o malformaciones hereditarias. El criador no puede asegurarle que el cachorro no va a padecer ninguna enfermedad, pero al menos ha hecho todo lo que está a su alcance para evitarlo. Ese resulta ser el objetivo del criador, entregar cachorros hermosos y sanos.

Doña Carolina – Criadero de Rhodesian Ridgebacks – Santa Fe – Argentina

Visitenos tambien en facebook